Posteado por: sinnadaquedecir | agosto 16, 2011

Y no llamas

Lía regresó a su departamento con la cabeza de cabeza. Había hecho cosas que no estaba acostumbrada a hacer. Gracias a lo vulnerable que se sentía, descubrió que era capaz de hacer lo que nunca hubiera pensado.

Los golpes de la puerta la despertaron y aterrizaron nuevamente en su realidad. Abrió los ojos y vio su ropa tirada en un suelo ajeno, la cama era de dos plazas, la vista de la ventana era perfecta , y su acompañante la estaba mirando.  Ella reaccionó y sólo dijo :puta madre, puta madre. Se levantó y con una honesta vergüenza se tapó con las sábanas, esperando que él no la viera desnuda.

Él la acompañó a su casa y se despidieron con un beso. Ella sólo pensaba en lo que acababa de pasar, la canción “Amores de Barra” nunca se sintió tan cercana, y luego de recordar una vez más, soltó la carcajada…

Ahora sólo quedaba esperar a que la llame o a que él se reporte de alguna manera porque ella no lo haría, y así fue… al día  siguiente, pero así fue. Se juntaron para almorzar y pasaron la tarde viendo películas extrañas. Hubo muchos besos y abrazos con deseo, pero no repitieron la historia… o mejor dicho el acto.

Pasó un día y él no la llamó; ella no se sintió mal. Pasaron dos y tampoco recibió llamada ni reporte; tampoco se sintió mal, pero no dejó de pensar si la llamaría o si ya quedaba todo ahí. Yse cagó de risa

No estaba mal, no había compromiso, y supongo que tampoco sentimiento de por medio…entonces ¿por qué esperar una llamada??

La habían pasado bien, y punto!!

¿Por qué las mujeres solemos esperar una llamada después de hacer algo así?? ¿Acaso los chicos sienten que deben llamar a la chica e cuestión?? ¿ Será que quedamos como unas zorras?? ¿ “Amores de Barra” es el himno que debemos entonar en nuestra mentes??

Decidió no pensar más en el asunto, si todo quedaba ahí, perfecto.

Posteado por: sinnadaquedecir | agosto 10, 2011

Inicio Limpio

Lía buscó a Guillermo. Esta vez , ya no tan desconcertada como año ymedio atrás.

Ella había terminado una relación bastante larga de manera muy abrupta. Él se había peleado con su – ahora- ex enamorada. Juntos conversaron de lo que sentían respecto a sus ex amores. Cada uno era un mar de inestabilidad. Sólo sabían que no querían regresar con sus respectivos.

En medio de lágrimas y – por momentos- odio, ella le contó lo que había descubierto de su ex enamorado luego de la ruptura. Cómo es posible que una persona que estuvo tanto tiempo a su lado haya mostrado una faceta tan imperfecta y vacía. No lo podía aceptar, no quería, pero tenía y debía.

Lía dejó a Guillermo en su casa, pues ni siquiera con él se sentía segura. Guillermo no había cambiado, era el mismo… era ella la que no se encontraba. No podía asumir que tantas noches durmió con un extraño, no podía entender como tanta desconsideración podía caber en alguien que hace unos días le había dicho que la amaba. Se dio cuenta que no fue amada como pensó. Se dio cuenta que nada alcanzaba.

Guillermo, con toda tristeza, no pudo decirle algo más cierto: ” No estás segura, pero donde estás hora, es un lugar mucho más seguro. Tienes la oportunidad de vivir tus sueños sola. Deja de buscar gente y conócete, disfrútalo”

Lia salió de la casa y lo puso en práctica. Se dio cuenta que no quería regresar, quería retroceder el tiempo, pero no era posible. Lloró por última vez y decidió avanzar.

 

Posteado por: sinnadaquedecir | julio 16, 2011

Ahora estoy conmigo

Hace pocos días pasó algo que se veía venir, pero no quería darme cuenta: MI NOVIO ME PIDIÓ UN TIEMPO.

“Tiempo para qué”, pensé. “El tiempo sólo nos alejará, sólo te hara olvidar lo que significo y lo  que significa esto”. Inmediatamente empezaron a pasar por mi  cabeza miles de cosas. Pensé que había otra persona, pensé que conocería a otra persona, pensé que ya no me amaba.

El se reportó al día siguiente. Me  dijo que me amaba, pero necesitaba pensar las cosas; que si se quedaba era porque yo se lo pedía y no quería fregarla; que quería extrañarme y volver con más fuerza…

Lloré, y sí que lloré; lloré y mucho; me descontrolé; sentí que fracasé y volví a llorar; lloré todo el día hasta que no me quedaban más lágrimas que botar. Luego pensé.

Ahora estoy sola en el “depa perfecto”, pensando las cosas que debí hacer, en las cosas que nunca debí decir, en actitudes y comportamientos que no deben haber en una relación. Después de autoflagelarme y torturarme escuchando “Sueños Rotos”, de La 5° Estación,  me di cuenta que no estoy sola, me di cuenta que estoy conmigo y que hace tiempo no me engreía, no me analizaba y sobretodo que había olvidado conversarme.

Estoy conmigo, reencontrándome y despertando a la chica divertida y relajada que empezó  este blog hace 4 años. No puedo decir que soy la misma, de hecho he madurado, pero mi esencia es la misma. Me he dado cuenta que yo también necesitaba tiempo, necesitaba volver a tomar mi combi y volver a odiar a los cobradores que dejan subir millones de personas en un  espacio pequeño, necesitaba despertarme y decirme “buenos días”, salir de mi oficina y fumarme mi pucho caminando y sentir nuevamente el frio de chet de la época, volver a perderme en la calle debido a mi pésimo sentido de ubicación, volver a verme tal cual, volver a decidir si como o no como y a qué hora lo hago…

Mentiría si dijera que no quiero que regrese, quiero que regrese y pronto. Quiero que vuelva a encontrar a la chica de la cual se enamoró. Ojalá regrese, y si regresa, lo espero. Pero descubrí que si no regresa, no me quedo sola, me quedo con mi parte “dormida” que ahora está despertando, me quedo con mi independencia y mi evolución. Me quedo conmigo! :)

Posteado por: sinnadaquedecir | julio 9, 2011

Sólo sé que no me gusta

Hoy escribo después de mil años, y más que narrar una historia, quiero vertir todo lo que pasa por mi mente.

Son casi las 3am, y realmente siento que las cosas no se están dando de la manera que esperé.

Hace poco más de un mes, dejé el departamento donde estaba viviendo con unas amigas, y me vine a vivir con mi novio. Yo siempre me propuse convivir con la persona que yo creía correcta, antes del matrimonio. Ahora, ya en la cancha, no estoy muy segura.

Mi novio y yo encontramos el departamento perfecto: bonita zona, precio increible, seguro y cerca a mi chamba. El espacio es pequeño, pero se acomoda a lo que necesitamos. La vista desde mi ventana es bonita, y para remate el Sr. que nos alquila es re buena gente.

Debería sentirme muy feliz, y de hecho lo estoy, pero no ultimamente.

Debo admitir que tengo un caracter horrible; que soy caprichosa, engreída y prepotente; que le dije a mi novio al momento de iniciar la relación que no me aguantaría; que me propuse durar con él sólo 2 meses y mudarme; obviamente no fue así.

Siento que desde que estoy viviendo con él, piensa que me tiene más segura, que podemos pelearnos y decir palabras hirientes, que puede decirme cosas que no me había dicho (ok,no voy a exagerar, no son insultos, pero son cosas que ni fregando le dices a una chica que afanas), y dejar de contestarme el teléfono cuando cree que lo estoy llamando a joder. Todo esto me hace pensar que no fue la mejor decisión el mudarme. Que desde el momento que cruce esa puereta, se perdió parte del respeto.

Acaso está bien llamar a tu novio y que no te contestes?? OK OK, lo llamaba porque estaba chupando, y eso me jodía, pero él nunca dejaba de contestarme, y ahora lo hace.  Ahora me dice “no fastidies, quieres?”, “no lo voy a hacer, lo siento, pero haré lo que quiero”, “nunca me dejas hacer lo que quiero” , “siempre me criticas”

Unos pueden decir “la convivencia no es fácil, ni mucho menos rosa”, pero ¿es normal que pase ni bien arrancas??

 

 

Posteado por: Enzo Yapure | abril 7, 2010

Autoayuda

Probablemente, lo peor que puede pasar en mi vida es sentir mi nariz diluirse, molestar hasta el hartazgo, hasta el arrepentimiento. Y luego ese vacío, una ganas infranqueables de hacer nada, el sentimiento de impotencia. Entonces pienso que he hecho todo mal y que debo pegar un papel frente a mi cama que diga: “Debo hacer algo con mi vida”. Un anuncio que vea todas las mañanas, que haga el papel de la mamá ausente. Quizás un póster gigante con la frase: “Hoy, esta mañana sí, voy a averiguar cuándo comienzan las clases de fotografía”. También funcionaría un lienzo en el techo con el reclamo: “Enzo, perdedor, termina esa maldita novela”. Y que en el monitor de la compu, como fondo de pantalla, aparezca una foto de la chica con la que quiero estar, con un gran rótulo arriba que insista: “Invítala a salir esta noche y ahorita pon Today is the day de Yo la tengo”. Vería esa imagen cada mañana antes de dar play a Daft Punk, Deadmau5 o Raggaesonic. Y que tras la puerta, antes de salir al mundo, vea cada mediodía (a esa hora me voy a trabajar): “Huevón, te vas a quedar solo”.

Pero me da flojera hacer todo eso. Mejor me doy un empujoncito artificial, que todo cambie de color de una vez… Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Debo levantarme más temprano. Tomar desayuno. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. No perder el tiempo en la oficina. Ni distraerme en el Facebook. Debo ser mejor persona. Escribir el perfil de ese pintor loco de mierda. Viajar de una vez a Ocopa para seguir con el tema del tráfico de pinturas coloniales. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Llamar a papá todos los días (el viejo ya no puede caminar: será su mayor alegría). Llamar a mi otro papá, el natural, de vez en cuando. No oigo su voz hace meses. No lo veo hace trece años. Debo ser mejor persona. Debo levantarme más temprano. Tomar desayuno. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Dejar de meterme huevadas al cerebro. No jugar con fuego. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Debo ser mejor persona. Apoyar alguna actividad benéfica. Debo ser mejor persona. Ahorrar, aunque sea un mes. OK, al menos, llegar a fin de mes. Debo ser mejor persona.

Debo postear.

Posteado por: sinnadaquedecir | abril 5, 2010

El beso que no se dio

Guillermo vió que Lía se partía en llanto y en su desespero por tratar de secar sus lágrimas, le dio el beso que le prometió hace cuatro años. Ella, desconcertada y distante de sí misma le dijo “no me jodas, no estoy para eso ahorita”. Él sonrió y le dijo que lo sentía, y al instante le plantó otro beso. Lía se acomodó y apoyó la cabeza en las piernas de Guillermo y continuó con sus quejas y desconciertos.

Se habían conocido de manera casual, por medio del amigo- del amigo- del enamorado- de una amiga. Ella estaba resaqueada. Él llegaba de viaje con el sombrero más estúpido que puede existir. Ella se levantó y vió un personaje abriendo la puerta de su cuarto, se burló del sombrero (para sí misma) y se arrochó. Se tapó con las sábanas y manchó con el rimel la blusa blanca que había estrenado la noche anterior. Él cerró la puerta y no se vieron hasta el medio día o un poco más.

Guillermo siempre tenía la palabra exacta para Lía. Hacía que sus problemas parezcan pequeños, que las reglas inquebrantables de la sociedad se convirtieran en meras ocurrencias de algún resentido varios años atrás. Es por eso que lo buscó esa tarde. Y es por eso que él la recibió con los brazos abiertos. La quería mucho.

Era la primera vez que la veía llorar y sentirse mal. Lo supo desde que oyó su voz por el teléfono, y se convenció al verla bajar del taxi con unos lentes grandes y oscuros. Al verla apoyada en sus faldas, le acarició los cabellos y la volvió a besar. Esta vez ella le respondió y sonrió. Tenía los ojos hinchados de tanto llorar.

El beso fue largo y apasionado, no podían atraparse con las manos, estaban cerca pero no lo suficiente. No sabían que iba a venir, o si? . No lo sé. No me lo djeron. Sólo estaban los dos abrazados como quisieron estar la noche del día que se conocieron. Una noche en la que él le pidió un beso y ella soltó la carcajada. Donde el beso que no se dieron se hizo realidad en un lugar totalmente ajeno y cuatro años distante.

Ambos se lo debían…

Posteado por: Enzo Yapure | marzo 16, 2010

Lacrimógeno

Vean esto, si tienen valor para hacerlo.

Gracias Aldo por tu regalo de navidad del 2008. Me voy a dormir desarmado.

http://gafasnuevas.wordpress.com/2008/12/25/son-muchachos-%c2%a1%c2%a1%c2%a1/

Posteado por: Enzo Yapure | marzo 11, 2010

¡Salud!

  

Una media sonrisa se dibujó en mi rostro esta mañana cuando recibí la edición de Marzo de Esquire en mi oficina. En la portada, Leo Di Caprio -enfundado en unos impecables sweater, pantalón de corduroy y camisa Dolce & Gabbana- arroja con diversión, desprecio y estilo un vaso de whiskey hacia la cámara de Nigel Parry. Además de parecerme una carátula con movimiento y actitud, la imagen me transportó de inmediato hacia una fiesta en un fundo de las afueras de Piura, algunos años atrás.

No me enorgullece contar el siguiente episodio, pero he jurado una relación de franqueza en la nueva temporada de este blog que consiste en escribir exactamente lo que me provoque, que no es otra cosa que lo que me salga de los cojones.

Aquella madrugada, camino a la ebriedad (de ésas que sólo se dan en Piura, ¿por qué será?), cometí una de las peores estupideces de mi vida. Una de las amigas más gordas de la que entonces era mi novia se me acercó para reprocharme no sé qué cosa. No recuerdo qué me reclamaba esta chica, pero sí que era obesa y que estaba beoda. El in crescendo de los gritos -que yo soportaba a través de nieblas, con ojos confundidos, como si se tratara de una pesadilla- terminó en una sonora cachetada que desacomodó mi nuca y rimó con el beat de “Atrévete- te- te” de Calle 13. Mi reacción tuvo la diversión y el desprecio, mas no el estilo, de la imagen de Di Caprio esta mañana en mi oficina (salvando las inconmesurables distancias, usted entiende, es inteligente). A falta de un arma blanca y ante la imposibilidad social de devolver el golpe (soy un caballero), me defendí con lo único que tenía a la mano: varios mililitros de whiskey volaron hasta la cara de la cebosa agresora, acompañados (y esos sí deben haber dolido) de tres cubos de hielo a medio disolver.

Minutos después, tres gorilas vestidos de rojo me sacaban a empellones de la fiesta mientras yo maldecía a todo el mundo en medio de un espectáculo deplorable. Siempre que me pasa algo malo, me repito: “algún día te reirás de todo esto”, y en casos como éste me funciona. Ahora, a la distancia, ¡qué cague de risa!

No justifico las agresiones contra las chicas bajo ningún término, ¿eh? (mi reacción fue injustificable), pero sucede que soy un feminista declarado y creo que cuando una mujer nos pega sin motivo se está comportando abusivamente. Nunca me ha vuelto a suceder, felizmente. Las siguientes veces que me han abofeteado han sido con justa razón (infidelidades, reprimendas maternales, en fin… esas cosas que pasan cuando te portas mal), y sin ninguna reacción de mi parte.

Excelente portada. Imperdible el editorial del editor David Granger sobre las nuevas tecnologías en la industria revistera: “The magazine is the message”.

Posteado por: chocolatisima | marzo 1, 2010

Para ti

Porque sé que siempre estás conmigo
Porque cada día que pasa me enamoro más de ti
Porque me proteges
Porque me amas
Porque sin ti, nada podría
Porque sólo tú me das paz
Porque camino de tu mano
Porque con tan sólo mirarte soy feliz
Porque te necesito cada día más
Porque tú me motivas
Porque por ti y para ti, yo soy.

Posteado por: chocolatisima | noviembre 18, 2009

Lo peor del amor…

“Lo peor del amor es cuando pasa,
cuando al punto final de los finales
no le quedan dos puntos suspensivos…” (j.s.)

Es cierto. Más aún cuando no queda ni un saludo, ni una mirada, ni una palabra. Por qué las cosas -a veces- tienen que terminar tan mal? Por qué las personas -otras más- no se perdonan? Por qué el tiempo tiene que hacerse viejo para volver a empezar?

Older Posts »

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.